Estilo de vida

¿Cómo saber si es el amor de tu vida?


Francris y David, una historia de amor y complicidad



Me siento muy afortunada de haber encontrado a mi gran amor. David Larrazabal, es mi esposo, el papá de mi hija Samantha, de mi pequeña perra Maui y es el amor de mi vida.

Nuestra historia es especial porque nos conocemos desde que yo tenía dos semanas de vida, ya que nuestras familias están conectadas desde hace algunas generaciones. Sin embargo, no fue hasta el 2013, que llegamos a Colombia al mismo tiempo y sin planearlo, que nos encontramos.



Después de muchos años sin vernos ni estar conectados, este hermoso país nos unió desde un principio como un flechazo. Empezamos a salir, y quiero admitirles que como en las novelas sentí que pasábamos momentos mágicos juntos. Entendí que él era y es el gran amor de mi vida.

¿Cómo lo sé o lo supe? Porque con David siempre puedo ser yo misma, pero sobretodo, cuando estoy a su lado soy la mejor versión de mí. Soy una mejor Francris. Además, cada vez que lo veo siento orgullo, admiración y respeto. Comparto sus sueños y quiero ser un apoyo en la creación de cada uno de ellos y no un obstáculo. Cuando veo a mi hija a los ojos, veo su mirada, y esto hace que mi corazón se derrita.



Tenemos la suerte de que nos apasionen las mismas actividades y poder pasar tiempo juntos al hacerlas: el yoga, el gimnasio, el buceo, ver tv shows, comer saludable, entre otras, son todas cosas que nos encantan, y ambos nos apoyamos para ser mejores en cada una de ellas.



"Sueño con llegar juntos a viejos, canosos, arrugados y jorobados. Sueño con estar al lado de David en cada uno de sus éxitos, y que él esté a mi lado en cada uno de los míos"

¿Qué regalarle al amor de tu vida?