Estilo de vida

4 lecciones de belleza que aprendí durante el embarazo


Andrea Buitrago te cuenta sus mejores tips para sentirte radiante durante el embarazo



Acabando de dar a luz a mi segundo hijo y atravesando esta cuarentena no encuentro un mejor momento para definir la palabra súper mamá:

cuidamos de nuestros hijos, pero al mismo tiempo tratamos de no descuidar el resto de la familia, el trabajo, las labores del hogar y dentro de todo tratando de cuidar de nosotras mismas. 

Entre los miles de labores que tenemos solemos dejarnos de lado a nosotras mismas. La belleza no es un tema secundario, la belleza es el reflejo de nuestra salud; por esta razón hice un resumen de 4 tips que para mí han sido muy importantes durante este proceso: 



1. Mantenernos hidratadas: nuestra piel y cabello reflejan nuestra hidratación. Nos vemos más frescas y radiantes. 



2. Evita las manchas de la piel: durante el embarazo y postparto nuestra piel está más propensa a la aparición de manchas por el cambio hormonal la piel. Estas aparecen no solo por el sol, sino también por los rayos azules del uso permanente del celular y el computador. Yo recomiendo el set Sentiva Control Blanc porque además de ser súper efectiva, tiene una textura suave y fresca!



3. Maquillaje básico: se lo difícil que puede ser dedicarle un tiempo a maquillarnos, pero el cambio que hace una pequeña arregladita en nuestro estado de ánimo es increíble. Eso sí! Nada elaborado ni con productos pesados, estos son mis esenciales: Sentiva BB Cream que es una crema hidratante con color, además de darle una textura divina a la piel también cubre lo que necesitamos, es que súper ligera y dura todo el día.

Adicional me aplico la Pestañina Volumetric de Yanbal, le da volumen y alargamiento a nuestras pestañas, buenísimo para disimular esas noches en vela! Finalmente algo de color en los labios como el tono del Hydra-lip labial incondicional color intenso y listo! Esta rutina no nos quita más de 10 min y hará una gran diferencia. 



 4. Exfolia e hidrata tu piel: no podía faltar en esta lista una buena mascarilla natural hecha en casa y con productos que tenemos en la despensa como la avena y miel. Estos dos ingredientes hacen la mezcla perfecta para hidratar la piel de una forma más natural. Para conseguir una mezcla perfecta, licua o muele la avena de tal manera que se vuelva como un polvo, agrégale un poco de agua y finalmente la miel hasta que quede como una pasta, la aplicamos sobre el rostro (menos en la parte de los ojos) y la dejamos actuar de 15 - 20 minutos y listo!, la piel queda divina.