Estilo de vida

Yo no vendo, a mí me compran


Cuando crees en los productos de tu negocio todo es más fácil



Soy Directora de Yanbal desde mis 18 años y Yanbal te capacita con los cuidados que debe tener tu piel, pero yo como toda joven pensaba que jamás tendría problemas con la piel de mi rostro y al no tener líneas de expresión que no necesitaría de ningún cuidado ¡error! Todas las pieles se merecen el mejor de los cuidados, incluso las pieles más jóvenes.



A mis 19 años noté desniveles en el tono de mi rostro provocadas por la exposición al sol, me asusté bastante, así que decidí no resignarme.



¡Recordé que en Yanbal hay un producto para este tipo de necesidad! Eliminar las manchas y proteger la piel del sol a diario. También es muy importante saber que tú eres la mejor vitrina de los productos de tu negocio, debemos ser una experiencia viva para poder lograr a ser un referente e inspirar a tus clientas con el uso de estos productos.



Ahí fue cuando descubrí CONTROL BLANC el producto que cambiaría mi rutina para siempre. Fue como descubrir mi alma gemela, un producto perfectamente adecuado a lo que yo necesitaba en ese momento, ¡y cuando lo utilicé empezó la magia! En la primera semana empecé a ver resultados, empecé a recuperar el tono de mi piel, más clara, más uniforme. Si presentas desniveles o manchas en tu piel, tu mejor opción es CONTROL BLANC.



El secreto está en la RUTINA

El primer paso para obtener buenos resultados es la limpieza D-I-A-R-I-A. Es el punto de partida para lucir una piel bonita y sana. No hay excusas que valgan: son sólo cinco minutos para dedicarle a tu piel por la mañana y por la noche.

Mantener una piel radiante es muy sencillo, pero has de ser constante y escoger la rutina de cuidado más adecuada para tu piel . Yo desde que descubrí CONTROL BLANC formó parte de mi rutina. Es un regalo que le doy a mi piel cada día para lucir una piel uniforme, clara y radiante. Lo mejor de todo es que es muy sencillo de utilizar, y solo se resume en pasos.



La magia de los productos

Yo soy una fiel enamorada de los productos de Yanbal, siempre le digo a mis amigas "Soy Yanbal de la cabeza a los pies y si Yanbal vendiera ropa también la compraría". Porque he descubierto la calidad de sus productos y los beneficios que hay en ese labial, esa fragancia o esa crema que tanto me gusta.

Al lucir las cremas que se reflejan en la piel de mi rostro, el maquillaje, la bijouterie y las fragancias he logrado llamar la atención de muchas personas que ahora son mis clientes fieles, porque como dice el dicho la demostración, vende. Y gracias a Yanbal que me da la información suficiente para poder asesorar he logrado ganarme la confianza de los clientes fidelizándolos por años.