Belleza

Que tus cejas representen tu personalidad


Fat Pandora revela sus 4 tips de belleza para tener unas cejas de impacto



Desde que era pequeña siempre escuché la frase “las cejas son el marco de la cara”, y aunque en ese momento no le prestaba mucha atención y solo pensaba en lo emocionante que sería crecer para usar lápiz labial y pestañina, hoy digo: ¡cuánta razón hay en esa frase!



Cuando nos expresamos, las cejas hablan por nosotras, se mueven de acuerdo a nuestros gestos y modismos, de ahí que sean un rasgo tan único y distintivo, que me gusta pensar que las cejas son como los subtítulos que hace nuestra cara mientras hablamos.



Me parece gracioso que por mucho tiempo pensé que mis cejas no combinaban conmigo, pero mujeres tan increíbles como Maisie Williams (Arya Stark en Game of Thrones) y Cara Delevigne, con sus impresionantes cejas, han demostrado que no hay una sola forma de tener cejas bellas, que todas lo son, porque son un reflejo de nuestra personalidad.



Te voy a enseñar 4 pasos fáciles y prácticos para arreglar y maquillar tus cejas a diario, con un solo producto, el Delineador Retráctil para cejas de Yanbal.

1. Cepillar: Utiliza el cepillito del delineador retráctil para cejas de Yanbal y peina hacia arriba. Es importante comenzar peinando hacia arriba para que abrir la mirada.



2. Rellenar: Rellena los espacios vacíos con trazos cortos, utiliza la punta fina del delineador como si estuvieras dibujando pelito a pelito. Primero desde el medio hacia fuera y luego del inicio de la ceja hacia adentro.

3. Definir: Delinea el contorno superior e inferior de la ceja, con trazos suaves que te permitan corregir fácilmente en caso de error y puedas darle la forma que quieras al arco.



4. Suavizar: Retoma el cepillito de nuestro delineador de cejas retráctil y peina repetidamente de manera horizontal para suavizar tanto los trazos como los bordes y así lograr un look muy natural.



Para mí, arreglar mis cejas, maquillarlas y peinarlas, con el Delineador Retráctil para cejas de Yanbal, es de mis momentos favoritos en la rutina diaria. Mira aquí cómo lo hago: